Mediación Familiar.

Video: cuándo surge un problema

La Mediación Familiar es definida como un procedimiento extrajudicial y voluntario de gestión y resolución de conflictos no violentos en el ámbito familiar, donde la persona mediadora neutral e imparcial facilitará la comunicación y el diálogo entre las partes dentro de un contexto de confidencialidad, para la consecución de acuerdos parciales o totales consensuados por las partes. La persona mediadora en ningún momento tomará decisiones o impondrá soluciones, sino que acompañará a las partes en la clarificación de objetivos, necesidades, evaluando las posibles alternativas para que dichos acuerdos sean duraderos en el tiempo y, junto con el compromiso de llevarlos a cabo; tales acuerdos se desarrollan dentro del marco legal establecido. 

SE TRABAJAN PROBLEMAS COMO… 

a) atender a las parejas que se encuentren en proceso de separación o divorcio con independencia del momento del proceso: 
– con quién conviven los hijo/as. 
– tiempo de visitas y convivencia con los hijo/as. 
– pensión de alimentos. 
– gastos ordinarios y extraordinarios. 
– distribución de bienes. 

b) atender a las parejas tras la separación, y que tienen dificultades para cumplir la sentencia o acuerdo, o necesitan revisarlo o modificarlo, en los siguientes temas: 
– impago de pensiones. 
– dificultades para compartir el tiempo con los hijo/as. 
– posible alienación de los hijo/as o su utilización. 
– intromisiones en la vida del otro progenitor. 
– enfrentamiento entre progenitores. 
– falta de comunicación. 
– necesidades insatisfechas relacionadas con el divorcio. 
– problemas con la nueva pareja, entre otros. 
c) parejas que quieren reflexionar y tomar decisiones sobre temas relacionados con una eventual separación. 
d) problemas entre familias biológicas de origen y familias acogedoras o adoptivas, incluido tutores legales.
e) disputas entre familia nuclear y extensa por herencias, mayores dependientes o personas con discapacidad.(hasta tercer grado de consanguinidad). 
f) dificultades en la relación entre abuelos-nietos tras la separación o divorcio. 
g) dificultades en la convivencia en familias reconstituidas. 
h) dificultades en la convivencia en familias monoparentales. 

 


 

La Mediación Familiar está regulada en Andalucía por la LEY 1/2009, de 27 de febrero y por la LEY 5/2012, de 6 de julio,de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles a nivel estatal.

Siendo sus principios básicos:
Voluntariedad: las partes podrán acceder libremente para la resolución de conflictos que se encuentran al margen de las actuaciones judiciales. Podrán iniciarlo antes, durante o finalizadas las actuaciones judiciales. Igualmente, podrán desistir de la mediación en cualquier momento.
Interés de las personas menores de edad y dependientes.
Imparcialidad y neutralidad: Imparcialidad en cuanto que la persona mediadora no tomará partido por ninguna parte. Neutralidad, en cuanto que la persona mediadora no podrá imponer soluciones o medidas concretas, respetará los diferentes puntos de vista y la igualdad de las partes.
Confidencialidad y secreto profesional.
Carácter personalísimo: todos los participantes en el proceso están obligados a asistir personalmente a las sesiones.
Buena fe: las partes se comprometen a colaborar con la persona mediadora durante el proceso y al cumplimiento de los acuerdos que se adopten dentro del marco legal.
Flexibilidad: el proceso se deberá adaptar a la situación a tratar, respetando la garantía de calidad.


CÓMO SOLICITAR MEDIACIÓN FAMILIAR…

El procedimiento de mediación familiar se iniciará a instancia de las partes interesadas, bien por iniciativa propia o, mediante propuesta del órgano judicial o de los servicios públicos competentes, siempre atendiendo al principio de voluntariedad.

Para las personas interesadas en acceder a este servicio, la Ley 1/2009, de 27 de febrero, reguladora de la Mediación Familiar en la Comunidad Autonóma de Andalucía, recoge dos supuestos:

  • Mediación Familiar Gratuita:

La mediación será gratuita para la parte o partes que tengan reconocido el derecho a la asistencia jurídica gratuita, al amparo de la Ley 1/1996, de 10 de enero, de Asistencia Jurídica Gratuita, en relación con el mismo conflicto familiar para el que se solicita la mediación, y/o cumpla los requisitos económicos establecidos en la citada ley, según lo dispuesto en el Reglamento de Desarrollo de la Ley 1/2009, de 27 de febrero. Actualmente modificado por el Decreto 65/2017, de 23 de mayo.

Cuando el beneficio de la mediación familiar gratuita fuera reconocido sólo a alguna o algunas de las partes en conflicto, la parte que no tiene reconocido este derecho abonará el importe que proporcionalmente corresponda, según lo establecido en la Orden de 16 de mayo de 2013, por la que se regulan las tarifas aplicables en los procedimientos de mediación familiar gratuita y el sistema de turnos.

Por tanto, la designación de la persona mediadora en este supuesto, es competencia de la Consejeria de Igualdad y Bienestar Social, la cual se llevará a cabo según el orden de reparto de entre las personas mediadoras, que estando inscritas al sistema de turnos, desarrollen su actividad profesional en el mismo municipio, o en su defecto la capital de provincia.

En este caso, para mas información o iniciar procedimiento deben ponerse en contacto con:

Delegación Provincial para la Igualdad y Bienestar Social, de la Junta de Andalucía.SERVICIO DE PREVENCIÓN Y APOYO A LA FAMILIA. C/ de las Tiendas, nº12, 04003, Almería. Tlf: 950.006.100/950.006.121

  • Mediación Familiar Privada:

Con carácter general, las partes en conflicto que estén interesadas en el proceso de mediación familiar y no tengan reconocido el derecho a la mediación familiar gratuita, podrán acceder al listado de las personas mediadoras inscritas en el Registro de Mediadores Familiares de Andalucía. Siendo las partes de común acuerdo, quienes elijan al profesional. A falta de acuerdo, la persona mediadora será designada por el órgano competente del Registro de Mediadores, según orden de reparto para la localidad donde se vaya a realizar el procedimiento y, siempre que así lo decidan las partes en conflicto.

Dicho servicio se prestará previo pago de los honorarios correspondientes a cada sesión.

Para cualquier duda, pueden contactar en pinchando aquí.

Anuncios