Orientación y Educación Familiar.

  •  ORIENTACIÓN FAMILIAR.

 Algunos temas difíciles de abordar sin ayuda especializada, pueden ser:

a) Problemas surgidos en la familia por la pérdida de trabajo.
b) Culminación de una relación importante, donde hay desbordamiento de emociones y sentimientos que impiden hacer frente y adaptarse.
c) Dificultad en cómo transmitir la decisión de separarse a los hijo/as.
d) Problemas en la relación con los hijo/as tras el divorcio o separación.
e) Dificultad en el cumplimiento de las normas de la convivencia familiar.
f) Dificultad en la relación entre padres e hijo/as en cuanto a nuevos horarios, desobediencia, límites y normas.
g) Enfrentamientos entre hermanos.
h) Dificultades con los hijo/as de la nueva pareja.
i) Reajuste de las relaciones de pareja con la llegada de los hijo/as.
j) Ser madres y padres adolescentes.
k) Cualquier tipo de dificultad que pueda surgir en el ámbito familiar.

  • EDUCACIÓN FAMILIAR

Permite solventar dudas mediante un asesoramiento familiar e individual, sobre temas relacionados con la educación de los hijo/as que preocupen, como por ejemplo:

a) Enseñar y ayudar a establecer hábitos adecuados de conducta, sueño, alimentación en los niño/as.
b) Enseñar pautas y técnicas educativas saludables y basadas en el respeto y no violencia.
c) Enseñar a marcar normas y límites de conductas.
d) Solucionar problemas como: celos, dormir solos…
e) Orientar y resolver dudas en cuanto a la educación de niño/as y adolescentes.
f) Fomentar la autonomía de los hijo/as.
g) Facilitar la co-parentalidad responsable.
h) Enseñar y fomentar la co-responsabilidad familiar, doméstica y de cuidados.
i) Mejorar la comunicación entre los miembros de la familia, favoreciendo un clima de desarrollo saludable y positivo, entre otros temas.

Metodología utilizada, a través de asesoramiento individual y familiar, también a través de solicitud de charlas, talleres y cursos para asociaciones, grupos, entidades, etc.

Anuncios